Economía y Negocios, Tecnología

Para acabar con visitas inesperadas, tenemos que cuidar la seguridad de persianas del hogar

Nuestro hogar es el lugar donde nos sentimos protegidos, convivimos con nuestra familia y desarrollamos una vida apaciblemente. Es un sitio para descansar, donde reponemos fuerzas para el trabajo, los estudios y el resto de tareas cotidianas. Pero existen personas que pretenden acabar con nuestra paz, como son los ladrones.

Pensamos que las puertas son el principal acceso para estos maleantes, pero las ventanas son un elemento de riesgo para entrar en la vivienda. El ingenio de los cacos parece no tener límites.

Para acabar con estas visitas inesperadas, tenemos que cuidar la seguridad para persianas del hogar. A veces creemos que basta con cerrar las ventanas y las persianas Barcelona, pero esto solo persuade a los ladrones menos habilidosos.

Lo más barato y sencillo es colocar algún tipo de pestillo en las persianas, para bloquear su apertura cuando queramos. Esto es útil para evitar a los ladrones con prisas, que no quieran perder el tiempo o también es eficaz para cuidar que los niños pequeños no jueguen con la persiana por el peligro de caer. Pero al ser un recurso tan sencillo y barato puede ser sorteado por alguien habilidoso y verdaderamente interesado por entrar.

Existen otras alternativas como son las rejas plegables, fáciles de colocar pero tienen el mismo problema que los cierres. Si no estamos en casa, el ladrón contará con todo el tiempo del mundo para acceder.

Lo mejor para proteger las ventanas del hogar durante nuestra ausencia son las persianas de seguridad de aluminio que cuentan con un sistema de bloqueo. Su instalación no requiere ningún tipo de obra, ni tampoco implica cambios estéticos del exterior como ocurre al instalar unas rejas fijas.

Se pueden instalar en ventanas de casas nuevas o en las que estén en proyecto de reformas. Unas persianas de seguridad cuentan con una sencilla instalación muy rápida y sin dejar los residuos de una obra. Solo sustituyen el hueco de las persianas antiguas y se atornillan unas guías sobre las que ya estaban. Si no cuentas con persianas se atornillará un cajón sobre la pared para situar la caja.

Las persianas de seguridad Barcelona se pueden colocar en las zonas de mayor riesgo, donde más fácil pueden acceder los ladrones. Lo mejor sería situar las persianas de seguridad en las plantas bajas más cercanas a elementos que permitan trepar, dejando persianas tradicionales en los lugares inaccesibles. En apariencia son idénticas a las persianas tradicionales, por lo que no desentonará la armonía exterior de la fachada.

El mundo de las persianas de seguridad ha evolucionado con el paso de los años, cuenta con un gran abanico de variedades y distintos acabados para adaptarse al gusto del consumidor, pero manteniendo siempre una máxima seguridad. Existen modelos con micro perforaciones que dejan pasar la luz, con efecto de mosquitera, que permiten ventilación, etc.

Debido al peso del aluminio es aconsejable manejarlas mediante operadores eléctricos, pudiendo instalar motores con programador horario que podrán simular que hay alguien en casa, cambiando las persianas de altura, y así engañar a los cacos cuando estemos de vacaciones.

Contacto:

About the Author

Leave a Reply