Economía y Negocios, Tecnología

Los animales, compañeros inestimables en la tercera edad

Cada vez es más conocido el valor estimulante que ofrece a las personas mayores el contacto con animales domésticos, particularmente con perros.

 

Se trata de la ocasión de compartir afecto y disfrutar de la compañía de unos seres cuya respuesta a las acciones de la persona resulta clara y gratificante. Permiten de este modo una interacción muy satisfactoria, que acerca a las personas con ciertos grados de dependencia la posibilidad de sentirse como personas cuidadoras en lugar de cuidadas, además de proporcionarles relajación y de fomentar el uso de sus capacidades físicas.

Incluso en aquellos casos en los que las condiciones de una persona anciana ya no le permiten contar con una mascota, como sucede con quienes desarrollan su vida en residencias de ancianos, el poder interactuar ocasionalmente con animales resulta una oportunidad terapéutica más que aconsejable, y existen entidades dedicadas a esta clase de iniciativas que entrenan a canes de forma específica para proveer de la mejor experiencia posible a las personas mayores a las que visitan.

En este sentido, un aspecto que caracteriza a la forma de trabajar del Grupo ORPEA es el empeño constante por introducir en la oferta de cuidados para la tercera edad aquellas innovaciones o alternativas que permitan incrementar las posibilidades terapéuticas para beneficio de los residentes en nuestros centros.

Se trata de uno de los factores que nos ayudan a alcanzar la calidad asistencial deseada, ofreciendo diversos recursos que inciden en el bienestar de las personas de acuerdo con las posibilidades, capacidades y preferencias de cada una de ellas.

Por eso, en nuestros centros residenciales colaboramos activamente con organizaciones dedicadas a la terapia con animales para ancianos, que acuden a las instalaciones de ORPEA con sus perros para brindar un rato de lo más agradable y positivo a nuestros usuarios.

Por ejemplo, en la residencia de Sant Cugat contamos en ocasiones con la presencia del equipo de Curecan, una organización que trabaja con perros adoptados. Su equipo de técnicos especializados en esta clase de terapias acude a los centros de la tercera edad acompañado de algunos de los canes y organiza distintas acciones con las que sacar todo el partido a la visita.

De esta manera, desarrollamos en nuestros establecimientos aquellas actividades que puedan resultar más satisfactorias y beneficiosas para los residentes, que disfrutan paseando con los perros, alimentándolos, acariciándolos o peinándolos. Se trata de animales acostumbrados a hacer compañía a personas con necesidades especiales y cuyo carácter los hace idóneos para participar en esta clase de iniciativas. Los residentes en los centros ORPEA están encantados con las visitas de estos entrañables animales, cuyos efectos se hacen notar en la mejora del ánimo y el espíritu activo.

 

Sobre ORPEA Ibérica

ORPEA Ibérica (www.ORPEA.es), con 25 años de experiencia en el sector de personas mayores dependientes, cuenta actualmente con 43 residencias (7.334 plazas) en las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia y Valencia.

ORPEA Ibérica es una filial del grupo francés ORPEA (www.ORPEA.com), líder europeo en el sector de atención a la dependencia. ORPEA cuenta con más de 43.000 empleados y una red de 733 establecimientos (incluidas clínicas de rehabilitación, de cuidados post-operatorios y de psiquiatría); lo que supone 74.272 camas operativas entre Francia, España, Italia, Bélgica, Suiza, República Checa, Austria, Alemania, Polonia y China.

 

Contacto:

Orpea

www.orpea.com

About the Author

Leave a Reply