Economía y Negocios, Tecnología

Manuel García Bofill analiza la situación de España y su contexto histórico en relación a otros países

Con 287 jornadas, España ya entra en la cúspide de los países con más retraso en la formación de un Gobierno; desde el 21 de diciembre el ejecutivo se encuentra en funciones; Holanda llegó a la cifra de 207 días en 1977; Moldavia alcanzó la cifra de 528 días; Irak 289 o Camboya 352 jornadas. Son algunos de los países que centenares de analistas políticos analizan comparando a España con otros casos históricos.

El proceso más dilatado lo vivió Bélgica. Durante 535 días, el país vecino no logró formar Gobierno. El socialista Elio di Rupo logró dar fin a esa etapa, formando un Ejecutivo que había sido administrado por Yves Leterme. Las diferencias culturales y lingüísticas entre valones y flamencos pusieron el resto: Di Rupo fue nombrado primer ministro en un singular Ejecutivo con seis ministros francófonos y seis ministros flamencos.

“La situación de bloqueo se está perpetuando demasiado”, afirma Manuel García Bofill, analista político y coordinador del Grupo Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona. “Existen partidos emergentes, como el nuestro, que han demostrado cómo es posible alcanzar acuerdos, ya que en política es indispensable elegir ser útil antes que ser más importante”.

Otro país con un parlamento fragmentado es Moldavia, país que fracasó en dos ocasiones en su intento de formar Gobierno. La sesión de investidura de Nicolae Timofti (candidato a primer ministro) fue neutralizada al sufrir el boicot del resto de fuerzas políticas.

 

 

Contacto:

Periodistas Reunidos agencia noticias

About the Author

Leave a Reply