Economía y Negocios, Tecnología

Continúa el problema de las pegatinas de cerrajeros en Valencia

Desde el grupo UCES (Unión Cerrajeros de Seguridad) se lleva mucho tiempo subrayando que la publicidad en las pegatinas potencia el intrusismo de trabajadores no cualificados en la profesión de los cerrajeros y acarrea peligros de fraude y hurto que más de una vez se ha visto probado por la policía.

Por este asunto, de año en año se advierten más casos de supuestos cerrajeros que ponen dichas pegatinas en los portales o en los espacios privados de viviendas, locales comerciales, etc. Estos servicios de cerrajería 24 horas con frecuencia muestran una pobre calidad en el servicio debido a la falta de profesionalidad, pudiendo someter al cliente a facturas exorbitantes a la par que se ofrecen servicios que no tienen las garantías pertinentes.

Habitualmente, los adhesivos que hacen de soporte publicitario no contienen más que un simple número de teléfono, en general móvil, y algún eslogan o reclamo para venderse fácilmente, pero en ningún caso hacen referencia al cerrajero profesional que hay detrás, y mucho menos domicilio fiscal, NIF o cualquier otro dato identificativo.

La propia policía ha documentado casos en los que estos supuestos cerrajeros, usando como reclamo un precio extrañamente reducido, han aprovechado la ocasión de un cambio de cerradura para tener en su poder una copia de la llave del domicilio y poder acceder a él posteriormente para saquearlo, con el grave perjuicio que esto acarrea para los habitantes del mismo.

Por motivos como éstos, esta asociación de cerrajeros aconseja a los usuarios que eviten llamar a las empresas o “autónomos” que se publicitan de esta manera.

 

Los cerrajeros de Valencia y alrededores a la espera de que se prohíba esta práctica publicitaria.

En otras provincias y municipios como, por ejemplo: Tarragona y Reus ya se ha prohibido la pegada de pegatinas como medio de publicidad.

“No sólo es una cuestión de seguridad ciudadana, se trata de solucionar un inconveniente de civismo que provoca multitud de protestas.”

Vicente Camarasa Cerrajeros es una de las empresas de cerrajería valencianas más activa y asegura que su empresa abandonó el empleo de las pegatinas hace mucho debido a la mala fama que ganaba esta práctica e inclusive la hostilidad que se producía entre sus competidores.

“Sin quererlo, nos veíamos involucrados en guerras de pegatinas en la que llegaban a pagar a personas a fin de que retiraran la publicidad de los competidores. Llegaron, incluso, a amenazar a nuestro personal para que no siguiera colocando pegatinas.”

Conforme nos cuentan desde Vicente Camarasa Cerrajeros (Avenida Francia 44, Entresuelo –  961 15 00 00), desde la prohibición en Tarragona de esta práctica hace algo más de año y medio, se ha equilibrado la competencia, la cerrajería ha aumentado su calidad y es más difícil la estafa. Se ha notado también una migración de las empresas de cerrajería de dicha población a los medios digitales e incluso se dice que el cliente ha ganado en confianza. Es por ello que los cerrajeros de Valencia están a la espera de que se tomen medidas similares para ellos que sancionen esta práctica que, sobre todo, alienta el fraude y la competencia desleal.

 

A sabiendas de esto, para evitar ser estafados debemos seguir los siguientes consejos: 

  • Evitar a toda costa llamar a ningún cerrajero de las pegatinas.
  • Buscar los servicios de los cerrajeros por medio de directorios de empresas o en Internet.
  • Contrastar que la compañía disponga una web con un ‘Aviso Legal’ o algo parecido en el que se puedan encontrar los datos de la persona o empresa a contratar.
  • Exigir siempre presupuesto previo a la realización del servicio y garantía posterior (en la mayor parte de casos es suficiente con una factura detallada).
  • Generalmente: no se debe llamar jamás a un cerrajero que no se identifique y no ofrezca una garantía de seguridad.

Contacto:

About the Author