Economía y Negocios, Tecnología

El exceso de oferta ¿ventaja o saturación para el consumidor?

Cambiar de Smartphone hoy en día no tiene nada de especial. Estamos hablando de adquirir un producto común, del que se están vendiendo más de 1.000 millones de unidades cada año . Si la opción del consumidor pasa por comprarlo online, tampoco está haciendo nada fuera de lo común, miles de tiendas, gran variedad de precios, modelos, características, plazos de envío y ofertas varias confirman que el mercado es amplio y se mueve rápido. 

Pero el mercado no funciona exactamente así. Cambiar de móvil, televisor o hacer un viaje al extranjero de una semana no tiene nada de especial si lo analizamos a nivel estadístico, en global. La diferencia, importante, es que lo está haciendo Juan, Pepe o Marta. Y ellos, como consumidores individuales, no cambian sus aparatos tecnológicos a diario ni se van de viaje todas las semanas. Es un hecho al que cada consumidor dedica un esfuerzo económico, tiempo y, por qué no decirlo, una buena dosis de ilusión. Teniendo en cuenta, además, que la compra no se realiza cara a cara con un vendedor al que le cuentas tus inquietudes, sino frente a una pantalla, todo cambia.

Las ventajas de la compra online son muchas y las conocemos bien, pero una oferta de productos y servicios cada vez más numerosa viene cargada con su mochila de inconvenientes.

¿Qué ocurre en el momento de la compra?

Cuando alguien entra en el proceso de realizar una compra importante, pero de un producto común y habitual, sus expectativas son claras. Se espera un proceso sencillo, bien definido, con información detallada y sin complicaciones.

Este proceso es perfecto en varios e-commerce y un caos en otros. El problema es que son muchos y están todos juntos.

De acuerdo, lo lógico entonces es comprar en los fiables, los que te lo ponen fácil y dejar de lado  al resto. Sí, pero ¿y si ese resto tiene el producto más barato?, ¿y si en el que se deja de lado tiene esa semana una promoción muy beneficiosa?

Llegados a este punto el consumidor acaba perdiendo horas y horas saltando de tienda en tienda deambulando en un mar de precios, características y condiciones. Esto en una compra que parecía sencilla y que decidió hacer online por aquello de que es más rápido, cómodo y barato.

Los comparadores online llegan para facilitar el proceso

La solución a esta pérdida de tiempo y esfuerzo de los consumidores aún no está clara. Pero sí parece que los comparadores online pueden ser de gran ayuda.

Son ya bien conocidos los comparadores de seguros. Tenemos el ejemplo de Rastreator, que además ha ampliado su modelo a otros sectores, como coches o finanzas. También en el sector viajes están afianzados desde hace tiempo varios comparadores al estilo de Kayak que facilitan al usuario de un vistazo las diferentes ofertas en hoteles, vuelos o el producto de viaje que quiera adquirir.

Hablamos de comparadores automáticos que rastrean y muestran al cliente cientos de webs al instante. Recientemente nos hemos encontrado con un modelo que funciona de forma algo diferente y además está especializado en un sector también de alto interés para el usuario, la tecnología.

 

En este sector contamos desde este mes con Kentalia una plataforma que ayuda al usuario mostrando las mejores ofertas para sus compras tecnológicas. Kentalia muestra desde móviles de todas las marcas hasta cámaras de fotos, pasando por tablets, portátiles o televisores.

Hasta aquí poca novedad en el mundo de los comparadores. La parte que sí llama la atención de este nuevo jugador en las plataformas de comparación de productos son varios elementos que merece la pena resaltar, pues seguramente comenzaremos a verlos pronto en nuevas plataformas y sectores:

Trabajo manual en la presentación de los productos. En el caso de Kentalia, el comparador cuenta con un equipo experto en productos tecnológicos. Es su pasión en este campo la que les ha llevado a seleccionar manualmente la opción más ventajosa para el usuario en cada modelo y explicar su funcionamiento y características de forma muy detallada para cada producto.

 

Sin preferencias por ningún ecommerce. Una neutralidad a la que se apuntan pocos. Podemos encontrar móviles, tabletas, televisores y una larga lista de productos tecnológicos en los que se indicará la tienda online en la que comprarlo en las condiciones más ventajosas.

Esto implica una alta presencia de lugares como Amazon o Aliexpress, pues actualmente sus condiciones son difíciles de superar. Pero trabajan para no dejar escapar ofertas en otros e-commerce en el momento que estos presenten un producto que supere a los gigantes anteriores en precio o condiciones para el usuario.

 

Gráfica de evolución y alerta de precio: dos características a las que debemos poner especial atención en el mundo de los comparadores.

 

La primera muestra una evolución del precio del producto que nos interese, de esta forma podemos ver su tendencia y si es momento de comprar o esperar.

 

La alerta de precios es una interesante funcionalidad que avisa al usuario (mediante correo electrónico) cuando un producto baja y alcanza el precio definido por este.

En las pestañas del producto se pueden comprobar las funcionalidades comentadas.

Otro elemento clave por el que apuestan los comparadores son los comentarios, pues las opiniones de otros usuarios que han probado el mismo producto o servicio son tenidas muy en cuenta por los clientes online en diferentes sectores. Incentivar los comentarios en sus plataformas o enlazar páginas de opiniones es otra de las apuestas fuertes a las que se enfrentan estas plataformas.

¿Cómo acabará gestionando el mercado el exceso de oferta? El tiempo lo dirá, de momento los comparadores vienen pisando fuerte a la hora de implantarse como solución definitiva.

 

Contacto:

kentalia.com/

About the Author