Economía y Negocios, Tecnología

El Cigarrillo Electrónico necesita regularse pensando en el interés común

El momento de la regulación del Cigarrillo Electrónico es ahora.

Después de la campaña de desprestigio orquestada y financiada por aquellos a los que no les interesa que el cigarrillo electrónico prospere sin monopolizarse y tras la presión ejercida para restringir su uso en lugares públicos equiparándolo al tabaco tradicional, el panorama del sector del e-cigarrillo en el ámbito nacional está en un “stand-by”, a la espera de su total regulación.

El resultado era inevitable; cierre masivo de tiendas especializadas en la venta de cigarrillos electrónicos, bien porque sólo vendían este producto o porque montaron un negocio para hacer dinero rápido, pero… ¿qué ocurre con las empresas que hemos creado e invertido en este producto con la esperanza de emprender un negocio en estos tiempos que corren?, ¿y con los puestos directos e indirectos creados en un sector que crecía y crecía?, ¿y con nuestros clientes, aquellos vapeadores que han dejado de fumar y quieren seguir usando el cigarrillo electrónico como sustitutivo a costearse un tumor a plazos?

Estas son las preguntas que nos hacemos los que aún pertenecemos al sector de los e-cigarrillos, que queremos continuar con nuestro negocio y que no entendemos por qué se está tardando una eternidad en una regulación tan necesaria para empresa y consumidor.

Todos sabemos que la venta de cigarrillos electrónicos en España llevaba tres años en imparable expansión, la mayoría de las tiendas especializadas intentaron abrirse mercado con un nuevo producto que en China ya llevaba 10 años comercializándose y en algunos países europeos algo menos, simplemente por tratarse de un producto eficaz.

En la actualidad, muchas de las tiendas que han sobrevivido han complementado su venta con otros productos, como por ejemplo accesorios o telefonía móvil, pero en el mercado internacional el e-cigarrillo sigue expandiéndose. Se conocen hasta 10 fabricantes nuevos de hardware en lo que llevamos de 2014, nuevas marcas y productores de e-líquidos Premium para vapear (algunas españolas), lobbies como Altadis compraron licencias y Philip Morris, productor número uno en ventas de cigarrillos convencionales, invierte el mayor capital de su historia más reciente en producir su nuevo e-líquido que verá la luz en breve. En este sentido, ¿qué ocurre con el frenazo del cigarrillo electrónico en España? ¿Hasta cuándo tendremos que esperar una regulación por el bien del sector?, ¿por qué se permite su venta en cualquier tipo de negocio, sean bazares, gasolineras y comercios chinos que venden producto de pésima calidad a un precio irrisorio?, el tiempo se va agotando… y estamos cansados de esperar.

El cigarrillo electrónico viene a la sociedad a combatir el tabaquismo, es una solución más que un problema, ¿quién quiere seguir costeándose un cáncer a plazos?

Existen ya cientos de estudios que demuestran que no existe el vapeador pasivo, que la toxicidad del vapor está dentro del rango permitido y da la sensación que la dilatación en el tiempo para su control obedece como siempre para el interés de unos pocos. De hecho, en Vaposeleccion pensamos que es necesario que se fomente más aún la investigación en desarrollar mejores productos para el consumidor, más seguros y de mayor calidad.

Por otra parte, la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico (ANCE) propuso no hace mucho que se deberían de establecer unas licencias de venta para profesionales y establecimientos autorizados, donde se garantice y certifique la composición de los líquidos para vapear y donde el consumidor tenga total garantía de calidad. Esta regulación pasaría más tarde o más temprano por un recargo o impuesto especial para los líquidos que contienen nicotina. ANCE piensa que este impuesto especial debe ser acorde al nuevo sector que se está creando en España y el cual no deja de ser una solución excepcional para aquellos que quieren dejar definitivamente el hábito del tabaco. Si se aplicara un impuesto especial como ocurre con el tabaco, el sector del e-cigarrillo acabaría desplomándose inevitablemente. Desde dicha asociación se propone que no sea más de un 15%, lo que garantizaría la confianza en el sector pero sin acabar con él y para que el consumidor final adquiera siempre un producto de la mejor calidad.

Existen hoy día en el mercado multitud de marcas, entre las cuales destacan marcas europeas y americanas en el uso de sustancias cuyo origen y calidad están testados y certificados para la elaboración de sus e-líquidos, el sector se ha ido regulando por si sólo desde un punto de vista de mayor calidad. La mayoría de ellas, se pueden encontrar en muchas de las tiendas especializadas en el cigarrillo electrónico que hay en España.

Seguimos a la espera de una legislación más coherente y menos restrictiva y de su regulación inmediata prevista para finales de verano de 2014, si tenemos suerte.

No hay que olvidar que el cigarrillo electrónico salvará vidas y ayudará al Estado en el futuro a reducir considerablemente el gasto de seguridad social de enfermedades crónicas asociadas al tabaquismo. Estamos hablando de un modelo económico en pleno auge en todo el mundo, el cual empleará a millares de personas de forma directa e indirecta y que generará millones de euros en el sector empresarial e industrial.

En nuestra opinión, el cigarrillo electrónico se ofrece como la mejor alternativa para dejar de fumar definitivamente y reducir así el tabaquismo de manera drástica, dejando a su vez ingresos también al Estado. Hasta hoy y en diez años de su existencia, no se conoce una muerte vinculada al consumo del e-cigarrillo, ni nadie puede demostrar que es tan perjudicial como el cigarrillo convencional sino todo lo contrario, pues como rezan las estadísticas el consumo de tabaco deja 700.000 muertes en España y esto, a nadie parece importarle.

Desde Vaposeleccion, nuestra tienda especializada en cigarrillos electrónicos, defendemos una regulación acorde al interés común y no al servicio de unos pocos, entre todos, salvemos el vapeo libre, pues como dijo Mark Twain, “dejar de fumar es muy fácil, yo lo he hecho cientos de veces”.

Contacto:

Vaposeleccion

@Vaposeleccion

957 94 73 66

www.vaposeleccion.com